CELTAS

CELTAS

jueves, 12 de abril de 2007

ALBAHACA

La albahaca, conocida tambien como Basilico, es una plantita de rica fragancia aromática.Conocida por todos los amantes de la buena cocina ha conquistado un lugar en los estantes de los condimentos usado para muchos y variados platos.Si bien tiene una gran aceptación por parte de la gente en lo que a gastronomia se refiere, no es tan conocido su valor terapéutico en sus muchos aspectos. Es una planta excelente para tratar ciertas afecciones. De suave y eficaz acción sobre el organismo, la albahaca es propicia para:Enfermedades de los riñones, cistitis, dolores de cabeza, meteorismo, malestar general por estres, nerviosismo, digestión lenta o dificultosa, enfermedades del estómago e intestino, fiebre, tos, anginas, aftas, inflamación de oídos, heridas, pezones lastimados, piel agrietada, etc.Para beneficiarse de sus efectos puede prepararse un té con las hojas de albahaca, tanto frescas como secas en la proporción de 15 gramos de hojas o flores por cada litro de agua. Una vez hecho el té puede tomarse una taza cada 6 horas, endulzado con azúcar o miel. Este té puede usarse tambien para hacer gárgaras si hay afecciones en la garganta o problemas bucales.Tambien puede prepararse un aceite enriquecido con hojas de albahaca para los casos de aplicaciones externas. En caso de lastimaduras o de pezones agrietados, prepárese un aceite comestible, como por ejemplo aceite de girasol o maiz al que se le agregarán hojas machacadas de esta planta. Luego puede aplicarse sobre la zona afectada masajeando suavemente con la yema de los dedos. Si lo desea tambien puede aplicar las hojas machacadas directamente sobre las heridas luego de haber lavado con jabón neutro. Asimismo pueden usarse las hojas machacadas para hacer compresas o fomentos tibios sobre la piel, como tambien el té resultante.Otra forma de aprovechar el poder curativo de esta planta es dejar en maceración semillas de albahaca en agua de rosas por un espacio de 15 días y luego usar en cataplasmas sobre las partes afectadas.Para los días de invierno o cuando el sol del verano haya lastimado los labios, puede hacerse un ungüento mezclando vaselina sólida con hojas trituradas de albahaca y aplicar diariamente sobre los mismos. Tambien puede usarse manteca sin sal para este caso. Es útil en caso de labios agrietados, ojos inflamados, pezones irritados, etc.